Just another WordPress.com site

Contaminación medio-ambiental

Contaminación Acústica

Se llama contaminación acústica (o contaminación auditiva) al exceso de sonido que altera las condiciones normales del ambiente en una determinada zona. Si bien el ruido no se acumula, traslada o mantiene en el tiempo como las otras contaminaciones, también puede causar grandes daños en la calidad de vida de las personas si no se controla adecuadamente.

El término contaminación acústica hace referencia al ruido (entendido como sonido excesivo y molesto), provocado por las actividades humanas (tráfico, industrias, locales de ocio, aviones, etc.), que produce efectos negativos sobre la salud auditiva, física y mental de las personas.

Este término está estrechamente relacionado con el ruido debido a que esta se da cuando el ruido es considerado como un contaminante, es decir, un sonido molesto que puede producir efectos nocivos fisiológicos y psicológicos para una persona o grupo de personas.

Las principales causas de la contaminación acústica son aquellas relacionadas con las actividades humanas como el transporte, la construcción de edificios y obras públicas, las industrias, entre otras.

Se ha dicho por organismos internacionales, que se corre el riesgo de una disminución importante en la capacidad auditiva, así como la posibilidad de trastornos que van desde lo psicológico (paranoia, perversión) hasta lo fisiológico por la excesiva exposición a la contaminación sónica.

Un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), considera los 50 dB (a), como el límite superior deseable.

En España, se establece como nivel de confort acústico los 55 dBa. Por encima de este nivel, el sonido resulta pernicioso para el descanso y la comunicación.

Según estudios de la Unión Europea (2005): 80 millones de personas están expuestos diariamente a niveles de ruido ambiental superiores a 65 dBa y otros 170 millones, lo están a niveles entre 55-65 dBa.

Un avión pasando muy cerca de viviendas en Londres.Contenido [ocultar]
1 Medición del ruido ambiental
1.1 Lp
1.2 Leq, T
1.3 SEL o Nivel de exposición de sonido
1.4 LAmax
1.5 LKeq, T
1.6 LDN o Nivel equivalente Día-Noche
2 Efectos del ruido sobre la salud
2.1 Efectos auditivos
2.1.1 Desplazamiento temporal del umbral de audición (TTS:Temporary threshold shift)
2.1.2 Desplazamiento permanente del umbral de audición (PTS:Permanent threshold shift)
2.1.3 Interferencia en la comunicación oral
2.2 Efectos no auditivos
2.2.1 Efectos psicopatológicos
2.2.2 Efectos psicológicos
2.2.3 Efectos sobre el sueño
2.2.4 Efectos sobre la conducta
2.2.5 Efectos en la memoria
2.2.6 Efectos en la atención
2.2.7 Efectos en el embarazo
2.2.8 Efectos sobre los niños
3 Lucha contra la contaminación acústica (Evolución de la protección del ambiente)
3.1 Bolivia
3.2 Ecuador
3.3 España
3.4 Chile
3.5 Venezuela
3.6 Planes de solución
3.6.1 Protección auditiva personalizada
3.6.2 Materiales absorbentes
3.6.3 Barreras acústicas
3.6.4 Aislamientos
3.6.5 Casetas sonoamortiguadas
4 Medidas que se deben tomar ante la presencia de contaminación acústica
5 Referencias
6 Véase también
7 Enlaces externos

[editar] Medición del ruido ambiental
Para medir el impacto del ruido ambiental (contaminación acústica) se utilizan varios indicadores que están en continuo desarrollo, a partir de Lp:

“Nivel de presión sonora”, Lp
Nivel de presión sonora continuo equivalente, (Leq, T)
SEL Sound Exposure Level o Nivel de Exposición de Sonido.
LAmax
LKeq, T “Nivel de presión sonora continuo equivalente ponderado Ha corregido”
LDN
[editar] Lp
El Nivel de presión sonora se define como 20 veces la relación logarítmica de la presión sonora eficaz respecto a una presión de referencia p0, de valor p0= 2 10-5 N/m², obtenida mediante una ponderación normalizada de frecuencias y una ponderación exponencial normalizada de tiempos.

Si no se mencionan explícitamente, debe sobreentenderse que se trata de la ponderación temporal FAST y de la ponderación de frecuencias A, adoptando la siguiente nomenclatura LpA.

[editar] Leq, T
[editar] SEL o Nivel de exposición de sonido
El SEL es el nivel LEQ de un ruido de 1 segundo de duración. El SEL se utiliza para medir el número de ocasiones en que se superan los niveles de ruido tolerado en sitios específicos: barrios residenciales, hospitales, escuelas, etc.

[editar] LAmax
Es el más alto nivel de presión sonora continuo equivalente ponderado A, en decibelios, determinado sobre un intervalo temporal de 1 segundo (LAeq,1) registrado en el periodo temporal de evaluación.

[editar] LKeq, T
Es el nivel de presión sonora continuo equivalente ponderado A, corregido por el tipo de fuente de ruido (trafico o industrial), por el carácter del ruido (impulsivo, tonal) y por el período considerado (nocturno, vespertino, fin de semana). LKeq, T = LAeq, T + Kj

[editar] LDN o Nivel equivalente Día-Noche
El LDN mide el nivel de ruido Leq que se produce en 24 horas. Al calcular el ruido nocturno, como no debe haber, se penaliza con 10 dBa a los ruidos que se producen entre las 10 de la noche y las 7 de la mañana.

[editar] Efectos del ruido sobre la salud
[editar] Efectos auditivos
El sistema auditivo se resiente ante una exposición prolongada a la fuente de un ruido, aunque esta sea de bajo nivel.

El déficit auditivo provocado por el ruido ambiental se llama socioacusia.

Una persona cuando se expone de forma prolongada a un nivel de ruido excesivo, nota un silbido en el oído, ésta es una señal de alarma. Inicialmente, los daños producidos por una exposición prolongada no son permanentes, sobre los 10 días desaparecen. Sin embargo, si la exposición a la fuente de ruido no cesa, las lesiones serán definitivas. La sordera irá creciendo hasta que se pierda totalmente la audición.

No sólo el ruido prolongado es perjudicial, un sonido repentino de 160dBa, como el de una explosión o un disparo, pueden llegar a perforar el tímpano o causar otras lesiones irreversibles. Citando puntualmente las afecciones auditivas que produce el ruido tenemos: Desplazamiento Temporal Del Umbral De Audición y el Desplazamiento Permanente del umbral de audición.

[editar] Desplazamiento temporal del umbral de audición (TTS:Temporary threshold shift)
Consiste en una elevación del umbral producida por la presencia de un ruido, existiendo recuperación total al cabo de un período, siempre y cuando no se repita la exposición al mismo. Se produce habitualmente durante la primera hora de exposición al ruido.

[editar] Desplazamiento permanente del umbral de audición (PTS:Permanent threshold shift)
Es el mismo efecto TTS pero agravado por el paso del tiempo y la exposición al ruido. Cuando alguien se somete a numerosos TTS y durante largos períodos (varios años), la recuperación del umbral va siendo cada vez más lenta y dificultosa, hasta volverse irreversible.

El desplazamiento permanente del umbral de audición esta directamente vinculado con la presbiacucia (pérdida de la sensibilidad auditiva debida a los efectos de la edad).

La sordera producida por el desplazamiento permanente del umbral de audición afecta a ambos oídos y con idéntica intensidad.

[editar] Interferencia en la comunicación oral
La inteligibilidad de la comunicación se reduce debido al ruido de fondo. El oído es un transductor y no discrimina entre fuentes de ruido, la separación e identificación de las fuentes sonoras se da en el cerebro. Como ya es sabido, la voz humana produce sonido en el rango de 100 a 10000Hz, pero la información verbal se encuentra en el rango de los 200 a 6000Hz. La banda de frecuencia determinada para la inteligibilidad de la palabra, es decir entender palabra y frase, esta entre 500 y 2500 Hz. La interferencia en la comunicación oral durante las actividades laborales puede provocar accidentes causados por la incapacidad de oír llamados de advertencia u otras indicaciones. En oficinas como en escuelas y hogares, la interferencia en la conversación constituye una importante fuente de molestias.

[editar] Efectos no auditivos
La contaminación acústica, además de afectar al oído puede provocar efectos psicológicos negativos y otros efectos fisiopatológicos. Por supuesto, el ruido y sus efectos negativos no auditivos sobre el comportamiento y la salud mental y física dependen de las características personales, al parecer el estrés generado por el ruido se modula en función de cada individuo y de cada situación.

[editar] Efectos psicopatológicos
A más de 60 dBa.
Dilatación de las pupilas y parpadeo acelerado.
Agitación respiratoria, aceleración del pulso y taquicardias.
Aumento de la presión arterial y dolor de cabeza.
Menor irrigación sanguínea y mayor actividad muscular. Los músculos se ponen tensos y dolorosos, sobre todo los del cuello y espalda.
A más de 85 dBa.
Disminución de la secreción gástrica, gastritis o colitis.
Aumento del colesterol y de los triglicéridos, con el consiguiente riesgo cardiovascular. En enfermos con problemas cardiovasculares, arteriosclerosis o problemas coronarios, los ruidos fuertes y súbitos pueden llegar a causar hasta un infarto.
Aumenta la glucosa en sangre. En los enfermos de diabetes, la elevación de la glucemia de manera continuada puede ocasionar complicaciones médicas a largo plazo.
[editar] Efectos psicológicos
Insomnio y dificultad para conciliar el sueño.
Fatiga.
Estrés (por el aumento de las hormonas relacionadas con el estrés como la adrenalina). Depresión y ansiedad.
Irritabilidad y agresividad.
Histeria y neurosis.
Aislamiento social.
Falta de deseo sexual o inhibición sexual.

Todos los efectos psicológicos están íntimamente relacionados, por ejemplo:

El aislamiento conduce a la depresión.
El insomnio produce fatiga. La fatiga, falta de concentración. La falta de concentración a la poca productividad y la falta de productividad al estrés.
Entre otros efectos no auditivos tenemos:

[editar] Efectos sobre el sueño
El ruido produce dificultades para conciliar el sueño y despierta a quienes están dormidos. El sueño es una actividad que ocupa un tercio de nuestras vidas y nos permite descansar, ordenar y proyectar nuestro consciente. El sueño está constituido por dos tipos: el sueño clásico profundo(No REM (etapa de sueño profundo), el que a su vez se divide en cuatro fases distintas), y por otro lado está el sueño paradójico (REM). Se ha demostrado que sonidos del orden de aproximadamente 60 dBA, reducen la profundidad del sueño, acrecentándose dicha disminución a medida que crece la amplitud de la banda de frecuencias, las cuales pueden despertar al individuo, dependiendo de la fase del sueño en que se encuentre y de la naturaleza del ruido. Es importante tener en cuenta que estímulos débiles sorpresivos también pueden perturbar el sueño.

[editar] Efectos sobre la conducta
El ruido produce alteraciones en la conducta momentáneas, las cuales consisten en agresividad o mostrar un individuo con un mayor grado de desinterés o irritabilidad. Estas alteraciones, que generalmente son pasajeras se producen a consecuencia de un ruido que provoca inquietud, inseguridad o miedo en algunos casos.

[editar] Efectos en la memoria
En aquellas tareas en donde se utiliza la memoria se ha demostrado que existe un mayor rendimiento en aquellos individuos que no están sometidos al ruido, debido a que este produce crecimiento en la activación del sujeto y esto en relación con el rendimiento en cierto tipo de tareas, produce una sobre activación traducida en el descenso del rendimiento. El ruido hace que la articulación en una tarea de repaso sea más lenta, especialmente cuando se tratan palabras desconocidas o de mayor longitud, es decir, en condiciones de ruido, el individuo se desgasta psicológicamente para mantener su nivel de rendimiento.

[editar] Efectos en la atención
El ruido hace que la atención no se localice en una actividad especifica, haciendo que esta se pierda en otros. Perdiendo así la concentración de la actividad.

[editar] Efectos en el embarazo
Se ha observado que las madres embarazadas que han estado desde comienzos de su embarazo en zonas muy ruidosas, tienen niños que no sufren alteraciones, pero si la exposición ocurre después de los 5 meses de gestación, después del parto los niños no soportan el ruido, lloran cuando lo sienten, y al nacer tienen un tamaño inferior al normal.

[editar] Efectos sobre los niños
El ruido repercute negativamente sobre el aprendizaje y la salud de los niños. Cuando los niños son educados en ambientes ruidosos, éstos pierden su capacidad de atender señales acústicas, sufren perturbaciones en su capacidad de escuchar, así como un retraso en el aprendizaje de la lectura y la comunicación verbal. Todos estos factores favorecen el aislamiento del niño, haciéndolo poco sociable.

[editar] Lucha contra la contaminación acústica (Evolución de la protección del ambiente)
Hace varios años en las normativas de protección del ambiente no se consideraba el contaminante ruido, pero pese a que la industrialización y en sí ciudades y países han ido creciendo y evolucionando, en todos los países del mundo se han elaborado normas y estatutos que se encargan de la protección del medio ambiente contra el exceso de ruido. Los esfuerzos más serios de las comunidades internacionales se traducen en la profundización de los estudios sobre causas y origen (fuentes), deterioro y políticas de prevención y control de la contaminación sonora. A continuación hablaremos de las medidas adoptadas por los diferentes países:

[editar] Bolivia
En el caso de este país, su reglamentación se ha basado en los estatutos de los organismos internacionales, incluyendo disposiciones de defensa y preservación de los recursos. En el 92 se dicta la ley 1333 general del Medio Ambiente, moderna normativa que incluye la EIAcon inclusión de disposiciones de defensa y preservación de los recursos naturales.

[editar] Ecuador
No se ha determinado normativa especifica a la contaminación sonora. En algunos decretos generales de protección del ambiente se han hecho alusiones pequeñas a este tipo de contaminación. En la ciudad de Quito se emitió la ordenanza metropolitana 123 el 5 de julio de 2004 denominada “La ordenanza para la prevención y control de la contaminación por ruido, sustitutiva del capítulo II para el control del ruido, del título V del libro segundo del código

[editar] España
Directiva 2003/10/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 6 de febrero de 2003, sobre las disposiciones mínimas de seguridad y de salud relativas a la exposición de los trabajadores a los riesgos derivados de los agentes físicos (ruido).[1]
Ley 37/2003, de 17 de noviembre, del Ruido.[2]
Real Decreto 286/2006, de 10 de marzo, sobre la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición al ruido.[3]
[editar] Chile
En relación con el control del ruido ambiental, en Chile, se ha avanzado regulando las fuentes fijas como industrias, talleres, bares, etc, con el Decreto Supremo Nº 146 de 1997 del Ministerio Secretaría General de la Presidencia y las fuentes móviles más ruidosas, como los buses de locomoción colectiva, con el Decreto Supremo Nº 129 de 2002 del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones. Además, el 15 de septiembre de 1999 se aprueba el reglamento sobre condiciones sanitarias y ambientales básicas en los lugares de trabajo que en su Título IV, Párrafo III, Artículos 70 al 82, regula la exposición al ruido en el trabajo.

D.S. Nº146 de 1997 Norma de Emisión de Ruidos Molestos Generados por Fuentes Fijas (1997).
D.S. Nº129 de 2003 Norma de Emisión de Ruido para Buses de Locomoción Colectiva Urbana y Rural (2002 – Mod. 2007).
D.S. Nº594/99 Reglamento Sobre Condiciones Sanitarias y Ambientales Básicas en los Lugares de Trabajo.
[editar] Venezuela
En 1976 se establece la ley Orgánica del Ambiente la cual promulga los principios rectores para la conservación, defensa y mejoramiento del ambiente en beneficio de la calidad de vida. En el artículo 88 de esta ley, impone pena de arresto “a quienes dentro de parques nacionales. monumentos nacionales, reservas o refugios de fauna silvestre: Inc. 2: Utilicen radiorreceptores, fonógrafos o cualquier instrumento que produzca ruido que por su intensidad, frecuencia o duración fuesen capaces de causar daño o turbar la calma y tranquilidad de esos lugares. Inc. 10: Perturbar conscientemente a los animales por medio de gritos, ruidos, proyecciones de piedras, derrumbes provocados o cualquier otro medio. El artículo 101 establece que quien, contraviniendo las disposiciones legales dictadas por autoridad competente produzca o permita la producción de ruidos que por intensidad, frecuencia o duración fuesen capaces de causar daño o malestar a las personas, será sancionado con arresto de 15 a 30 años y multa de 15 a 30 días de salario mínimo. Si el ruido es producido en zonas o bajo condiciones capaces de aumentar el daño y malestar de las personas, la pena será aumentada al doble.

Bolivia, Colombia, Perú, Ecuador y Venezuela firmaron en Cartagena de Indias el Acuerdo Acta de Barahona” con fecha 5 de diciembre de 1991, creando un Comité Ambiental Andino con base en la primera reunión de actividades nacionales del medio ambiente celebrada en Caracas en agosto de 1991. Su objeto fue centralizar los esfuerzos sobre conservación del medio y disminución de contaminación a nivel regional, nacional y municipal en la zona, sin que hasta el presente, conforme a informes diplomáticos, el mismo se haya puesto en práctica.

[editar] Planes de solución
Con el fin de erradicar y atenuar un poco los efectos del exceso de ruido en las diferentes partes del planeta, muchos especialistas en el tema han planteado algunos métodos para éstos: en algunos casos se habla de la elaboración de un mapa acústico, en el cual se encierran medidas y análisis de los diferentes niveles sonoros de diversos puntos de la ciudad, haciendo énfasis en el sonido provocado por el tráfico sin olvidar otro tipo de emisores de ruido.

Teniendo en cuenta la importancia de estos métodos de erradicación del ruido, a continuación citaremos una breve explicación de algunos elementos que se implementan con este fin:

[editar] Protección auditiva personalizada
Constituye uno de los métodos más eficientes y a la vez económicos. Se trata de los denominados tapones auditivos (o conchas acústicas), que tienen la capacidad de reducir el ruido en casi 20 dB, lo cual permite que la persona que los usa pueda ubicarse en ambientes muy ruidosos sin ningún problema. Muy usado por los operarios y demás trabajadores de algunas industrias ruidosas.

[editar] Materiales absorbentes
Su utilización consiste en ubicarlos en lugares estratégicos, de forma que puedan cumplir con su función eliminando aquellos componentes de ruido que no deseamos escuchar. Entre los materiales que se usan tenemos: resonadores fibrosos, porosos o reactivos, fibra de vidrio y poliuretano de célula. La función principal de estos materiales es la de atrapar ondas sonoras y posteriormente transformar la energía aerodinámica en energía termodinámica o calor. A la hora de seccionar el material adecuado, de acuerdo a la aplicación requerida, debe tenerse en cuenta el coeficiente de absorción sonora del material, la cual es un dato que debe brindar el fabricante.

[editar] Barreras acústicas
Su función principal es la de evitar la transmisión de ruido de un lado a otro de su cuerpo físico. Su mayor utilidad se encuentra en áreas con un alto nivel de ruido. Su desempeño se basa en la eliminación de propagación de ondas y contaminación sonora de áreas contiguas de producción. En este caso, la selección de una barrera acústica determinada se basa en el coeficiente de transmisión de sonido, traducido en la cantidad de potencia sonora que la barrera puede contener. Una barrera acústica es una especie de cortina transparente de vinil o poliuretano de célula abierta. También se usan paneles metálicos con altos índices de absorción.

[editar] Aislamientos
Los aislamientos se hacen en secciones industriales ruidosas. Su función básica es la de disipar la energía mecánica asociada con las vibraciones. Su foco de acción se concentra en zonas rígidas de la maquinaria en cuestión, los cuales son los puntos donde se generan vibraciones y donde se promueven el colapso de ondas sonoras. En la actualidad, muchos fabricantes de maquinaria ruidosa desde secadores hasta refrigeradores, han adoptado medidas de este tipo, conscientes del gran perjuicio que puede causar a la salud humana.

[editar] Casetas sonoamortiguadas
Pese a su gran capacidad de controlar niveles muy altos de ruido por medio del aislamiento de la fuente emisora del mismo, del resto de la fuerza laboral, son poco utilizadas en la industria. Estas casetas permiten que maquinarias industriales emisoras de un alto nivel de ruido desempeñen su función bajo niveles de ruido tolerables.

[editar] Medidas que se deben tomar ante la presencia de contaminación acústica
La reducción del ruido se debe llevar a cabo siguiendo la siguiente secuencia de medidas a tomar, ordenadas de mayor a menor eficacia y de un aspecto colectivo a uno individual:

Eliminar las fuentes molestas que producen el ruido.
Control de producción del ruido (en el origen).
Llevar a cabo la reducción a través de medidas en el entorno.
Aplicar medidas de tipo individual.
[editar] Referencias
↑ Parlamento Europeo, Directiva 2003/10/CE, de 6 de febrero de 2003, sobre las disposiciones mínimas de seguridad y de salud relativas a la exposición de los trabajadores a los riesgos derivados de los agentes físicos (ruido). DOUE n.° L 042 de 15-02-2003 p. 38 – 44 [21-1-2008]
↑ Jefatura del Estado Ley 37/2003, de 17 de noviembre, del Ruido, BOE n.º 276 de 18-11-2003, España [20-1-2008] La Ley 37/2003 del Ruido, promovida mediante un real decreto, establece como objetivo de calidad acústica “la mejora acústica progresiva del medio ambiente hasta alcanzar los valores fijados”. Con valores fijados se hace referencia a las previsiones de la Directiva sobre Ruido Ambiental (creada y en la que intervienen el Consejo y el Parlamento Europeo). En la elaboración de este real decreto se consultó a los “agentes económicos y sociales interesados, las comunidades autónomas y el Consejo Asesor de Medio Ambiente”, según cita el documento publicado por el B.O.E ese mismo año. La Ley 37/2003, más conocida como la Ley del Ruido, incorporó estas previsiones y permitió al Gobierno regular la contaminación acústica con un alcance y contenido nuevo y más amplio. Además de contemplar medidas para la evaluación de dicho problema, también se incluyó el ruido y vibraciones en el interior de puntuales y determinados edificios. Además, esta Ley dota de mayor cohesión la ordenación del ruido a nivel estatal, otorgando competencias administrativas a los poderes autonómicos y locales para la mejora de la calidad acústica del entorno. Esta Ley incluye en la definición de emisor acústico a “cualquier actividad, infraestructura, equipo, maquinaria o comportamiento que genere contaminación acústica”, excluyéndose del ámbito de aplicación “la contaminación acústica originada en la práctica de las actividades domésticas o las relaciones de vecindad, siempre y cuando no exceda los límites tolerables, de conformidad con las ordenanzas municipales y los usos locales”. Por lo tanto, se establecen tres grandes grupos de exclusión ante el reglamento de la Ley del Ruido: -Actividades domésticas y vecinales. -Actividades militares. -Actividades laborales en el lugar de trabajo. Entre los conceptos de ruido ambiental, con sus efectos y molestias correspondientes en la población, se establecen o plantean medidas necesarias para la consecución del objetivo previsto en primer lugar. Entre ellas se encuentra la elaboración de los mapas estratégicos de ruido, planes de acción y la información ofrecida a la población. Además, para conseguir estos objetivos previamente citados y fijados, el Reglamento General del Ruido (compuesto por ocho capítulos) establece y define los índices de ruido y vibraciones, sus aplicaciones y los efectos y molestias sobre la población. Asimismo, también se delimitan los tipos de áreas acústicas, los objetivos de la calidad de éstas, los emisores acústicos con su valor de emisión o inmisión y “la puesta a disposición de la población y de la Comisión Europea de la información disponible”, según se puede leer en el documento.
↑ Ministerio de la Presidencia, Real Decreto 286/2006, de 10 de marzo, sobre la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición al ruido, BOE n.º 60 de 11-3-2006, España [20-1-2008


Alimentos Transgénicos (Wikipedia)

Los alimentos sometidos a ingeniería genética o alimentos transgénicos son aquellos que fueron producidos a partir de un organismo modificado genéticamente mediante ingeniería genética. Dicho de otra forma, es aquel alimento obtenido de un organismo al cual le han incorporado genes de otro para producir una característica deseada. En la actualidad tienen mayor presencia alimentos procedentes de plantas transgénicas como el maíz, la cebada o la soya.

La ingeniería genética o tecnología del ADN recombinante es la ciencia que manipula secuencias de ADN (que normalmente codifican genes) de forma directa, posibilitando su extracción de un taxón biológico dado y su inclusión en otro, así como la modificación o eliminación de estos genes. En esto se diferencia de la mejora clásica, que es la ciencia que introduce fragmentos de ADN (conteniendo como en el caso anterior genes) de forma indirecta, mediante cruzamientos dirigidos.[1] La primera estrategia, la de la ingeniería genética, se circunscribe en la disciplina denominada biotecnología vegetal. Cabe destacar que la inserción de grupos de genes y otros procesos pueden realizarse mediante técnicas de biotecnología vegetal que no son consideradas ingeniería genética, como puede ser la fusión de protoplastos.[2]

La mejora de las especies que serán usadas como alimento ha sido un motivo común en la historia de la Humanidad. Entre el 12.000 y 4.000 a. de C. ya se realizaba una mejora por selección artificial de plantas. Tras el descubrimiento de la reproducción sexual en vegetales, se realizó el primer cruzamiento intergenérico (es decir, entre especies de géneros distintos) en 1876. En 1909 se efectuó la primera fusión de protoplastos, y en 1927 se obtuvieron mutantes de mayor productividad mediante irradiación con rayos X de semillas. Finalmente, en 1983 se produjo la primera planta transgénica y en 1994 se aprobó la comercialización del primer alimento modificado genéticamente.[3]

En el año 2007, los cultivos de transgénicos se extienden en 114,3 millones de hectáreas de 23 países, de los cuales 12 son países en vías de desarrollo.[4] En el año 2006 en Estados Unidos el 89% de plantaciones de soya (o soja) lo eran de variedades transgénicas, así como el 83% del algodón y el 61% del maíz.[5]

Contenido [ocultar]
1 Beneficios
2 Polémica
2.1 Transferencia horizontal
2.2 Ingestión de “ADN foráneo”
2.3 Alergenicidad y toxicidad
3 Propiedad intelectual
4 Véase también
5 Referencias
6 Enlaces externos

[editar] Beneficios

Ciruela transgénica.Los caracteres introducidos mediante ingeniería genética en especies destinadas a la producción de alimentos comestibles que buscan el incremento de la productividad (por ejemplo, mediante una resistencia mejorada a las plagas) así como la introducción de características de calidad nuevas. Debido al mayor desarrollo de la manipulación genética en especies vegetales, todos los alimentos transgénicos corresponden a derivados de plantas. Por ejemplo, un carácter empleado con frecuencia es la resistencia a herbicidas, puesto que de este modo es posible emplearlos afectando sólo a la flora ajena al cultivo. Cabe destacar que el empleo de variedades modificadas y resistentes a herbicidas ha disminuido la contaminación debido a estos productos en acuíferos y suelo,[6] si bien es cierto que no se requeriría el uso de estos herbicidas tan nocivos por su alto contenido en glifosato (GLY) y amonio glifosinado (GLU)[7] si no se plantaran estas variedades, diseñadas exclusivamente para resistir a dichos compuestos.[6]

Las plagas de insectos son uno de los elementos más devastadores en agricultura.[8] Por esta razón, la introducción de genes que provocan el desarrollo de resistentes a uno o varios órdenes de insectos ha sido un elemento común a muchas de las variedades patentadas. Las ventajas de este método suponen un menor uso de insecticidas en los campos sembrados con estas variedades,[9] lo que redunda en un menor impacto en el ecosistema que alberga al cultivo y por la salud de los trabajadores que manipulan los fitosanitarios.[10]

Recientemente se están desarrollando los primeros transgénicos animales. El primero en ser aprobado para el consumo humano en Estados Unidos fue un salmón AquaBounty (2010) que era capaz de crecer en la mitad de tiempo y durante el invierno gracias al gen de la hormona de crecimiento de otra especie de salmón y al gen “anticongelante” de otra especie de pez.[11]

[editar] Polémica

Protesta de organizaciones agrarias españolas en contra de los transgénicos en la agricultura ecológica (Puerta del Sol de Madrid, 30 de agosto de 2008).En varios países del mundo han surgido grupos opuestos a los organismos genéticamente modificados, formados principalmente por ecologistas, asociaciones de derechos del consumidor, algunos científicos y políticos, los cuales exigen el etiquetaje de estos, por sus preocupaciones sobre seguridad alimentaria, impactos ambientales, cambios culturales y dependencias económicas. Llaman a evitar este tipo de alimentos, cuya producción involucraría daños a la salud, ambientales, económicos, sociales y problemas legales y éticos por concepto de patentes.[12] [13] [14] De este modo, surge la polémica derivada entre sopesar las ventajas e inconvenientes del proceso. Es decir: el impacto beneficioso en cuanto a economía,[9] estado medioambiental del ecosistema aledaño al cultivo[6] y en la salud del agricultor ha sido descrito,[10] pero las dudas respecto a la posible aparición de alergias,[15] cambios en el perfil nutricional, dilución del acervo genético y difusión de resistencias a antibióticos también.

Por otro lado, la práctica de modificar genéticamente las especies para uso del hombre, acompaña a la humanidad desde sus orígenes (ver domesticación), por lo que los sectores a favor de la biotecnología esgrimen estudios científicos para sustentar sus posturas, y acusan a los sectores anti-transgénicos de ocultar o ignorar hechos frente al público.[16]

La Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO por sus siglas en inglés) por su parte indica con respecto a los transgénicos cuya finalidad es la alimentación:[17]

Hasta la fecha, los países en los que se han introducido cultivos transgénicos en los campos no han observado daños notables para la salud o el medio ambiente. Además, los granjeros usan menos pesticidas o pesticidas menos tóxicos, reduciendo así la contaminación de los suministros de agua y los daños sobre la salud de los trabajadores, permitiendo también la vuelta a los campos de los insectos benéficos. Algunas de las preocupaciones relacionadas con el flujo de genes y la resistencia de plagas se han abordado gracias a nuevas técnicas de ingeniería genética.
Sin embargo, que no se hayan observado efectos negativos no significa que no puedan suceder. Los científicos piden una prudente valoración caso a caso de cada producto o proceso antes de su difusión, para afrontar las preocupaciones legítimas de seguridad.| Resumen de las Conclusiones

La Organización Mundial de la Salud dice al respecto:

Los diferentes organismos OGM (organismo genéticamente modificados) incluyen genes diferentes insertados en formas diferentes. Esto significa que cada alimento GM (genéticamente modificado) y su inocuidad deben ser evaluados individualmente, y que no es posible hacer afirmaciones generales sobre la inocuidad de todos los alimentos GM. Los alimentos GM actualmente disponibles en el mercado internacional han pasado las evaluaciones de riesgo y no es probable que presenten riesgos para la salud humana. Además, no se han demostrado efectos sobre la salud humana como resultado del consumo de dichos alimentos por la población general en los países donde fueron aprobados. El uso continuo de evaluaciones de riesgo según los principios del Codex y, donde corresponda, incluyendo el monitoreo post comercialización, debe formar la base para evaluar la inocuidad de los alimentos GM.[18]
[editar] Transferencia horizontal
Se ha postulado el papel de los alimentos transgénicos en la difusión de la resistencia a antibióticos, pues la inserción de ADN foráneo en las variedades transgénicas puede hacerse (y en la mayoría de los casos se hace) mediante la inserción de marcadores de resistencia a antibióticos.[19] No obstante, se han desarrollado alternativas para no emplear este tipo de genes o para eliminarlos de forma limpia de la variedad final[20] y, desde 1998, la FDA exige que la industria genere este tipo de plantas sin marcadores en el producto final.[21] La preocupación por tanto es la posible transferencia horizontal de estos genes de resistencia a otras especies, como bacterias de la microbiota del suelo (rizosfera) o de la microbiota intestinal de mamíferos (como los humanos). Teóricamente, este proceso podría llevarse a cabo por transducción, conjugación y transformación, si bien esta última (mediada por ADN libre en el medio) parece el fenómeno más probable. Se ha postulado, por tanto, que el empleo de transgénicos podría dar lugar a la aparición de resistencias a bacterias patógenas de relevancia clínica.[22]

Sin embargo, existen multitud de elementos que limitan la transferencia de ADN del producto transgénico a otros organismos. El simple procesado de los alimentos previo al consumo degrada el ADN.[23] [24] Además, en el caso particular de la transferencia de marcadores de resistencia a antibióticos, las bacterias del medio ambiente poseen enzimas de restricción que degradan el ADN que podría transformarlas (este es un mecanismo que emplean para mantener su estabilidad genética).[25] Más aún, en el caso de que el ADN pudiera introducirse sin haber sido degradado en los pasos de procesado de alimentos y durante la propia digestión, debería recombinarse de forma definitiva en su propio material genético, lo que, para un fragmento lineal de ADN procedente de una planta requiriría una homología de secuencia muy alta, o bien la formación de un replicón independiente.[3] No obstante, se ha citado la penetración de ADN intacto en el torrente sanguíneo de ratones que habían ingerido un tipo de ADN denominado M13 ADN que puede estar en las construcciones de transgénicas, e incluso su paso a través de la barrera placentaria a la descendencia.[26] En cuanto a la degradación gastrointestinal, se ha demostrado que el gen epsps de soya transgénica sigue intacto en el intestino.[27] Por tanto, puesto que se ha determinado la presencia de algunos tipos de ADN transgénico en el intestino de mamíferos, debe tenerse en cuenta la posibilidad de una integración en el genoma de la microbiota intestinal (es decir, de las bacterias que se encuentran en el intestino de forma natural sin ser patógenas), si bien este evento requeriría de la existencia de una secuencia muy parecida en el propio ADN de las bacterias expuestas al ADN foráneo.[3] La FDA estadounidense, autoridad competente en salud pública y alimentación, declaró que existe una posibilidad potencial de que esta transferencia tenga lugar a las células del epitelio gastrointestinal. Por tanto, ahora se exige la eliminación de marcadores de selección a antibióticos de las plantas transgénicas antes de su comercialización, lo que incrementa el coste de desarrollo pero elimina el riesgo de integración de ADN problemático.[21]

[editar] Ingestión de “ADN foráneo”

Planta de tabaco transgénica expresando la luciferasa de la luciérnaga Photinus pyralis, enzima que permite la emisión de fluorescencia.[28]Un aspecto que origina polémica es el empleo de ADN de una especie distinta a la del organismo transgénico; por ejemplo, que en maíz se incorpore un gen propio de una bacteria del suelo, y que este maíz esté destinado al consumo humano. No obstante, la incorporación de ADN de organismos bacterianos e incluso de virus sucede de forma constante en cualquier proceso de alimentación. De hecho, los procesos de preparación de alimento suelen fragmentar las moléculas de ADN de tal forma que el producto ingerido carece ya de secuencias codificantes (es decir, con genes completos capaces de codificar información.[24] Más aún, debido a que el ADN ingerido es desde un punto de vista químico igual ya provenga de una especie u otra, la especie del que proviene no tiene ninguna influecia.[29]

La transformación de plántulas de cultivo in vitro suele realizarse con un cultivo de Agrobacterium tumefaciens en placas Petri con un medio de cultivo suplementado con antibióticos.Esta preocupación se ha extendido en cuanto a los marcadores de resistencia a antibióticos que se cita en la sección anterior pero también respecto a la secuencia promotora de la transcripción que se sitúa en buena parte de las construcciones de ADN que se introducen en las plantas de interés alimentario, denominado promotor 35S y que procede del cauliflower mosaic virus (virus del mosaico de la coliflor). Puesto que este promotor produce expresión constitutiva (es decir, continua y en toda la planta) en varias especies, se sugirió su posible transferencia horizontal entre especies, así como su recombinación en plantas e incluso en virus, postulándose un posible papel en la generación de nuevas cepas virales.[30] No obstante, el propio genoma humano contiene en su secuencia multitud de repeticiones de ADN que proceden de retrovirus (un tipo de virus) y que, por definición, es ADN foráneo sin que haya resultado fatal en la evolución de la especie; estas repeticiones se calculan en unas 98.000[31] o, según otras fuentes, en 400.000.[32] Dado que, además, estas secuencias no tienen por qué ser adaptativas, es común que posean una tasa de mutación alta y que, en el transcurso de las generaciones, pierdan su función. Finalmente, puesto que el virus del mosaico de la coliflor está presente en el 10% de nabos y coliflores no transgénicos, el ser humano ha consumido su promotor desde hace años sin efectos deletéreos.[33]

[editar] Alergenicidad y toxicidad
Se ha discutido el posible efecto como alérgenos de los derivados de alimentos transformados genéticamente; incluso, se ha sugerido su toxicidad. El concepto subyacente en ambos casos difiere: en el primero, una sustancia inocua podría dar lugar a la aparición de reacciones alérgicas en algunos individuos susceptibles, mientras que en el segundo su efecto deletéreo sería generalizado. Un estudio de gran repercusión al respecto fue publicado por Exwen y Pustzai en 1999. En él se indicaba que el intestino de ratas alimentadas con patatas genéticamente modificadas (expreando una aglutinina de Galanthus nivalis, que es una lectina) resultaba dañado severamente.[34] No obstante, este estudio fue severamente criticado por varios investigadores por fallos en el diseño experimental y en el manejo de los datos. Por ejemplo, se incluyeron pocos animales en cada grupo experimental (lo que da lugar a una gran incertidumbre estadística), ni se analizó la composición química con precisión de las distintas variedades de patata empleadas, ni se incluyeron controles en los experimentos y finalmente, el análisis estadístico de los resultados era incorrecto.[35] Estas críticas fueron rápidas: la comunidad científica respondió el mismo año recalcando las falencias del artículo; además, también se censuró a los autores la búsqueda de celebridad y la publicidad en medios periodísticos.[35]

En cuanto a la evaluación toxicológica de los alimentos transgénicos, los resultados obtenidos por los científicos son contradictorios. Uno de los objetivos de estos trabajos es comprobar la pauta de función hepática, pues en este órgano se produce la detoxificación de sustancias en el organismo. Un estudio en ratón alimentado con soya resistente a glifosato encontró diferencias en la actividad celular de los hepatocitos, sugiriendo una modificación de la actividad metabólica al consumir transgénicos.[36] Estos estudios basados en ratones y soya fueron ratificados en cuanto a actividad pancreática[37] y testículo.[38] No obstante, otros científicos critican estos hallazgos debido a que no tuvieron en cuenta el método de cultivo, recolección y composición nutricional de la soya empleada; por ejemplo, la lína empleada era genéticamente bastante estable y fue cultivada en las mismas condiciones en el estudio de hepatocitos y páncreas, por lo que un elemento externo distinto al gen de resistencia a glifosato podría haber provocado su comportamiento al ser ingerido. Más aún, el contenido en isoflavonas de la variedad transgénica puede explicar parte de las modificaciones descritas en el intestino de la rata, y este elemento no se tuvo en cuenta puesto que ni se midió en el control ni en la variedad transgénica.[39] Otros estudios independientes directamente no encontraron efecto alguno en el desarrollo testicular de ratones alimentados con soya resistente a glifosato[40] o maíz Bt.[41]

[editar] Propiedad intelectual
Un argumento frecuentemente esgrimido en contra de los alimentos transgénicos es el relacionado con la gestión de los derechos de propiedad intelectual y/o patentes, que obligan al pago de regalías por parte del agricultor al mejorador. Además, se alude al uso de estrategias moleculares que impiden la reutilización del tomate, es decir, el empleo de parte de la cosecha para cultivar en años sucesivos. Un ejemplo conocido de este último aspecto es la tecnología Terminator, englobado en las técnicas de restricción de uso (GURT), desarrollada por el Departamento de Agricultura de EE.UU. y la Delta and Pine Company en la década de 1990 y que aún no ha sido incorporada a cultivares comerciales, y por supuesto no está autorizada su venta. La restricción patentada opera mediante la inhibición de la germinación de las semillas, por ejemplo.[42] Cabe destacar que el uso del vigor híbrido, una de las estrategias más frecuentes en mejora vegetal, en las variedades no tradicionales pero no transgénicas también imposibilita la reutilización de semillas. Este procedimiento se basa en el cruce de dos líneas puras que actúan como parentales, dando lugar a una progenie con un genotipo mixto que posee ventajas en cuanto a calidad y rendimiento. Debido a que la progenie es heterocigota para algunos genes, si se cruza consigo misma da lugar a una segunda generación muy variable por simple mendelismo, lo que resulta inadecuado para la producción agrícola.[19]

En cuanto a la posibilidad de patentar las plantas transgénicas, éstas pueden no someterse a una patente propiamente dicha, sino a unos derechos del obtentor, gestionados por la Unión Internacional para la Protección de Nuevas Variedades de Plantas. Brasil, España, Bolivia o Chile se encuentran en esa unión, siendo un total de 66 en diciembre de 2008 (entre los países no participantes destaca EE. UU.).[43] Para la UPOV en su revisión de 1991, la ingeniería genética es una herramienta de introducción de variación genética en las variedades vegetales.[44] Bajo esta perspectiva, las plantas transgénicas son protegidas de forma equivalente a la de las variedades generadas por procedimientos convencionales; este hecho necesariamente exige la posibilidad de emplear variedades protegidas para agricultura de subsistencia e investigación científica. La UPOV también se pronunció en 2003 sobre las tecnologías de restricción de uso como la Terminator mencionada anteriormente: de acuerdo a la existencia de un marco legal de protección de las nuevas variedades, se indica que la aplicación de estas tecnologías no es necesaria[45]


Contaminación desde buques en la Bahía de Algeciras y en el Estrecho

La experiencia que ha aportado El Plan Especial de Vigilancia de la Bahía de Algeciras que cumple 2 años, ha reducido la contaminación desde buques en un 40% en estos años.

El Plan dependiente del Ministerio de Fomento ha adoptado nuevas medidas e intensifica los controles para mejorar la seguridad marítima, la protección del ecosistema marino y la prevención de la contaminación de las aguas de la Bahía de Algeciras.

Las principales iniciativas emprendidas por la Administración marítima durante este año han sido la difusión de las normas reguladoras, la intensificación de la vigilancia, de los controles, de la inspección y la identificación y sanción de los buques infractores.

Los datos de estos años de aplicación son: de más de 1.000 buques inspeccionados, casi 4.000 avisos a los navegantes, más de 1.000 operaciones de vigilancia y control, decenas de expedientes sancionadores, más de 3 millones de euros exigidos en concepto de garantía del pago de las sanciones imponibles y casi 10.000 metros cúbicos más de residuos entregados en las instalaciones de puerto.

El resultado concreto ha sido la clara tendencia hacia la disminución de los vertidos, que se va acentuando, además, a medida que el Plan es conocido por los navegantes. El resultado global ha sido una reducción de casi un 40% de los episodios de contaminación en la Bahía de Algeciras.

El Estrecho de Gibraltar es una de las rutas más transitadas del mundo, pues, al tráfico Norte- Sur, de más de 25.000 buques durante el año 2.004, se unen los casi 60.000 que lo cruzaron en sentido Este-Oeste y de ellos un 20% transportaban mercancías peligrosas.

La Bahía de Algeciras tiene un movimiento diario de entrada y salida de más de una centena de buques, a los que hay que sumar los 160 buques que a diario transitan por el Estrecho de Gibraltar.

Estas actuaciones exigen a los buques la obligación de cumplir con la normativa reguladora en materia de prevención de la contaminación contenida en el Convenio Internacional para prevenir la contaminación por los buques (Convenio MARPOL).

Tras la desgracia del hundimiento del Prestige, la Capitanía Marítima de Algeciras, incrementó la vigilancia y el control de los buques en la Bahía de Algeciras. Fueron decenas de petroleros los sancionados por el incumplimiento del convenio de MARPOL. A modo de resumen, según datos de Capitanía Marítima de Algeciras, se sancionaron los buques :

.”Baltic Sun”, con bandera de Malta y armador de Latvia, produjo un rebose el día 12 de septiembre de 2.002, le fue exigida una garantía de 60.000 euros.

• “Eberhard”, con bandera de “Antigua y Barbuda” y armador alemán, le fueron detectadas deficiencias en sus equipos de prevención de la contaminación, el día 4 de octubre de 2.002, le fue exigida una garantía de 120.000 euros.

• “Major Basil”, con bandera de Malta y armador británico, le fueron detectadas deficiencias en sus equipos de prevención de la contaminación, el 9 de octubre de 2.002, le fue exigida una garantía de 120.000 euros.

• “Queen T”, con bandera de las “Islas Marshall” y armador chipriota, le fueron detectadas deficiencias en sus equipos de prevención de la contaminación, el 11 de noviembre de 2.002, le fue exigida una garantía de 600.000 euros.

• Albert Maersk”, con bandera y armador de Dinamarca, produjo un derrame, el 20 de diciembre de 2.002, de unos 1.000 litros de combustible cuando estaba realizando un trasiego interno de combustible, le fue exigida una garantía de 600.000 euros.

• “Eillen”, con bandera británica y armador de Gibraltar, tuvo un derrame el día 23 de diciembre de 2.002, le fue exigida una garantía de 600.000 euros.

• “Spabunker Cuatro”, con bandera y armador de España, Tras su hundimiento, el 21 de enero de 2.003, produjo un derrame de 210 metros cúbicos de fuel. Por la contaminación producida desde el buque, se inició y en la actualidad se encuentra en tramitación, el correspondiente expediente sancionador por falta grave de las previstas en el artículo 115.4 de la Ley 27/1992 cuya sanción máxima podría alcanzar los 600.000 Euros.

• “Hilde del Mar”, con bandera y armador de España, tuvo un derrame de unos 200 litros durante las operaciones de aprovisionamiento, del día 19 de marzo de 2.003. Por la contaminación producida desde el buque, se inició y en la actualidad se encuentra en tramitación, el correspondiente expediente sancionador por falta grave de las previstas en el artículo 115.4 de la Ley 27/1992 cuya sanción máxima podría alcanzar los 600.000 Euros.

• María N.E.”, con bandera panameña, propietario liberiano y armador griego, tuvo un derrame de unos 1.500 litros de combustible, el día 3 de septiembre de 2.003, cuando estaba atracado en la plataforma “A” de la refinería de Cepsa. Le fue exigida una garantía de 600.000 euros.

Hoy, un tanto por ciento elevado de los buques que navegan por la Bahía de Algeciras, saben que pueden ser detenidos por los incumplimientos internacionales referentes a Medio Ambiente y Seguridad, pero, existe una zona (tres millas al este y al sur, y milla y media en la Bahía de Algeciras) donde operan buques controlados por Gibraltar. Estos buques petroleros no tienen el mismo seguimiento de control y sanción que el existente en esta parte de la Bahía.

Es por lo que SOLICITAMOS: Sin que renuncie ninguna de las partes a las AGUAS JURISDICCIONALES, se tomen mediadas conjuntas para paliar la contaminación desde buques


El Parlamento Europeo investiga la legalidad de una obra en el Palmones

La comisión del Parlamento Europeo ha abierto una investigación sobre una autorización por parte de la Demarcación de Costas para unas obras que estaban afectando a dos lugares de importancia comunitaria en el río Palmones, en Algeciras, sin que existiera una evaluación de impacto ambiental previa.

Con motivo de estas diligencias, las organizaciones ecologistas Verdemar y Cigüeña Negra anunciaron ayer que solicitarán al Ministerio de Medio Ambiente la destitución del jefe de la Demarcación de Costas de Andalucía-Atlántico.

Las obras fueron iniciadas en agosto de 2010 por el Ayuntamiento de Algeciras, cuando se inició una canalización en un cachón intermareal de las marismas del río Palmones, mediante maquinaria pesada, sin la obligada Evaluación del Impacto Ambiental (EIA) y sin la correspondiente autorización de la Demarcación de Costas (al hallarse las obras dentro del dominio público marítimo-terrestre).

Protección
Los ecologistas destacaron ayer que “la ilegalidad de tal actuación fue de mayor gravedad al hallarse la marisma afectada conectada a dos Lugares de Importancia Comunitaria (LIC), situados en la desembocadura del río Palmones e incluidos en la Red Natura 2000 de la Unión Europea”.

Tras ser denunciados los hechos ante la Demarcación de Costas, este organismo paralizó las obras. El pasado mes de febrero se produjo la contestación de la Comisión del Parlamento Europeo, donde se expuso que se ha abierto una investigación sobre los hechos, ya que este tipo de proyectos deberían realizarse mediante una EIA, por lo que anunciaron que se solicitará información a las autoridades españolas sobre cómo se han aplicado las disposiciones de protección de la naturaleza y de la Directiva EIA en las obras de las marismas del río Palmones.


Construccion Puerto De Tarifa

LA AMPLIACIÓN FARAÓNICA DEL PUERTO DE TARIFA

Una resolución negativa del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, que titula Rosa Aguilar -hasta hace cuatro días consejera de Obras Públicas- ha dado al traste con el descabellado proyecto de ampliación del puerto de Tarifa que promovía la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras. Lo curioso es que, ante dicho dictamen, su sucesora en la consejería, la eficiente Josefina Cruz, el consejero de Medio Ambiente, el espléndido poeta José Juan Díaz Trillo, y el presidente del gobierno autonómico, José Antonio Griñán, insistan en que seguirán impulsando el proyecto aunque eso sí, mediante unas instalaciones «respetuosas con los condicionantes ambientales». Pero es que dichos condicionantes parten de la existencia de un Parque Natural, el del Estrecho, que definió en su día la propia Junta. Y el interés público por encima del privado.
Que dicho proyecto se quede en agua de borrajas no obedece por tanto a unos cuantos funcionarios iluminados y remotos, sino que pone coto a una pretensión faraónica, impropia de los tiempos que corren. Cierto es que el puerto algecireño, ante los primeros informes negativos, recortó sus expectativas pero todos los indicios apuntan a que los expertos siguen considerando exageradas sus pretensiones. Puede justificarse la actitud de los mandatarios andaluces por las esperanzas de empleo y de inversión que había generado esta iniciativa: 200 millones de euros y 2.000 puestos de trabajo según las previsiones más optimistas de la Universidad de Cádiz que, sin embargo, no parecían demasiado acordes con realidades similares. Los estudios, en cualquier caso, partían de una realidad anterior a la actual, esto es, la de un mundo que aún no estaba en recesión, mucho antes de que descendiera espectacularmente el número de viajeros a través del Estrecho y mucho antes también de que el sensato presidente de la Autoridad Portuaria, Manuel Morón, cuyo talante y eficacia nadie discute, tuviera que preocuparse prioritariamente por retener a Maersk en sus terminales de Algeciras y que no tome el dinero, los contenedores y corra hacia el puerto de Tánger-Med, con el mismo hinterland precario que esta provincia pero con salarios y condiciones laborales mucho menos exigentes por parte de sus estibadores. Tan solo las últimas revueltas en el norte de África, desde Marruecos a Egipto, y la evidente incógnita sobre el futuro de la región, pueden disuadir definitivamente a dicha multinacional de iniciar el traslado de parte de sus efectivos hacia la orilla sur del Estrecho.
La Junta seguirá impulsando el proyecto. El anuncio, claro, ha caído como un jarro de agua fría en un sector de la opinión pública de Tarifa, que todavía cree que en alguna parte atan los perros con longanizas. Ahora, todo serán dimes y diretes de cara a las próximas municipales. De hecho, ya el PP, con sus aires de eterno conseguidor sin ningún programa a la vista, empieza a decir que el PSOE no apoyó nunca la ampliación. Lo que no hicieron los socialistas fue intentar pegarle hace año y medio al pintor Guillermo Pérez Villalta, presidente de la plataforma que se oponía al proyecto, y a cuya pareja sentimental enviaron al hospital unos energúmenos vinculados a la sede local del partido de la gaviota.
Pérez Villalta presidía la plataforma creada por la Asociación Ciudadana Tarifa Sí, cuyos portavoces entienden que el dictamen negativo del ministerio no ha sido gratuito sino que obedece a las razones manifestadas durante tres años por los ciudadanos, las asociaciones profesionales y empresariales, grupos sociales, científicos, así como de particulares, que han demostrado que la famosa ampliación era innecesaria. Entre dichas organizaciones, por cierto, estaba Greenpeace, algo más que un simple grupo de boyscouts. De sus alegaciones, se deriva que la ejecución de dichas obras hubiera tenido «graves consecuencias para el sector pesquero, el turístico, para el empleo local, afecciones al paisaje, a la muralla medieval, a la costa y al medio marino, y en suma, al patrimonio público y en detrimento de la calidad de vida de los tarifeños».
«En otros términos -arguyen-: el proyecto no es de interés general. Por otra parte, se ha demostrado que las recurrentes promesas de creación de empleo son palabras vacías, pues se fundamentan en los datos del informe económico de la APBA (realizado en 2007), que es un ‘papel mojado’. La actividad del tráfico de pasajeros en el Estrecho en 2010 ha descendido a los niveles del 2005, contrariamente a las predicciones de este informe que pretendía justificar la necesidad de la «ampliación» por un hipotético crecimiento del tráfico de pasajeros, lo que -en teoría- crearía más demanda de servicios y de empleos. La realidad es todo lo contrario: según los datos oficiales, el número de pasajeros que ha cruzado el Estrecho en 2010 ha sido de un millón menos que el estimado en la prospectiva del citado informe económico. La APBA sabe por propia experiencia que el patrón de un negocio que cada vez tiene menos clientes no contrata a más empleados, sino todo lo contrario».
El modelo de desarrollo portuario que ha hecho de Algeciras la ciudad que hoy es, ¿era deseable para Tarifa? ¿No sería matar la gallina de los huevos de oro basándose en un concepto de progreso que la actual crisis debiera de poner en cuestión? Hubo otra plataforma local, con muchos más medios económicos, que apostaba por los planes de la Autoridad Portuaria. Pero TarifaSí no está en absoluto en contra de unas relaciones sostenibles entre puerto y ciudad. Y, de hecho, ya ha sugerido que «los recursos públicos que iban a emplearse en la ampliación, podrían ser destinados a equipamientos más necesarios, como la ampliación del centro de salud, la construcción de un nuevo instituto, la creación de un centro de día para mayores, una depuradora de residuos, la eliminación del vertido en Los Lances, y por supuesto, una reordenación, saneamiento y limpieza del puerto y sus inmediaciones». Pero quizá para todo esto, en cambio, no haya presupuesto.


Conducción eficiente frente a las medidas del gobierno

Ahorrar con una conducción eficiente
Desde hoy, 7 de marzo el límite máximo de velocidad al que se podrá circular en autopistas y autovías es de 110 km/h. Esta medida es meramente coyuntural, y para que sean eficaces, las medidas de ahorro energético deben ser estructurales. Si se quiere gastar menos con el coche, hay que adoptar unas prácticas de conducción que van más allá de la velocidad.

Ya no se puede circular a más de 110 km por hora. Según el gobierno, al rebajar el límite máximo de velocidad se podrá recortar el consumo en un 15% para la gasolina y un 11% para el gasóleo. Se trata de un cálculo optimista. A juicio de los expertos de la OCU, esta medida difícilmente conseguirá ahorros de combustibles superiores al 5%.

Son necesarias medidas estructurales
En cualquier caso, el fomento “eficaz” de las políticas de ahorro energético, así como la promoción de las energías renovables, deben producirse de manera estructural sociedad y no según la coyuntura del país. Las verdaderas medidas de ahorro energético no son temporales, sino fijas. Se desarrollan en Planes de Acción nacionales, que se renuevan periódicamente, con nuevos objetivos, cada 4 años.

Sin embargo, decisiones súbitas, coyunturales y temporales, como esta rebaja de la velocidad a 110 km/h, aunque parece encajar en el contexto del ahorro energético, no está en línea con las demás: los cambios, para que resulten efectivos, deben ser estratégicos (y no coyunturales). De otro modo sólo son ahorros económicos y no energéticos ni ambientales: en cuanto se recupere el límite de velocidad a 120 km/h, la situación volverá a ser la misma.

Cómo ahorrar en el coche
Con todo, reducir el consumo de combustible en el coche es posible. Para ello es necesario adoptar unas prácticas de conducción eficiente, en las que influye, sí, la velocidad máxima, pero que incluye muchos otros aspectos.

Circula respetando la velocidad máxima en autopista. Hace un tiempo calculamos que circular a 140 km/h en autopista en vez de al límite de 120 km/h, además de la ilegalidad, suponía un gasto de carburante mayor (cerca del 20%). Al bajar el límite de 120 a 110 km/h, también se conseguirá un ahorro de combustible, que se acentúa si se recorren muchos kilómetros en estas carreteras…. (aunque no será tan significativo como calcula el gobierno).
Mantén la presión adecuada en los neumáticos. Si se circula con una presión en los neumáticos inferior a la aconsejada por el fabricante, el consumo de carburante aumenta un 1% por cada 0,1 bares de presión menor a la adecuada. En un año (20.000 km) el gasto extra medio anual será de entre 80 y 100 euros.
Conduce de un modo eficiente. Esto significa circular sin apurar las marchas (cambiando de marcha entre 2.000 y 2.500 rpm en los motores de gasolina y entre 1.500 y 2.000 rpm en motores diesel), eligiendo la más adecuada para circular en cada momento, evitando arrancar bruscamente, etc. puede ahorrar hasta el 15% del combustible.
Apagar el motor en paradas de más de un minuto, utilizar la ventilación del automóvil en lugar del aire acondicionado cuando sea posible, no cargar en exceso el vehículo, usar los accesorios eléctricos sólo cuando sea necesario o circular con las ventanillas subidas son otras medidas que contribuyen a incrementar el ahorro.


Contaminación Coches

Contaminación del aire: el problema son los coches, no el polvo sahariano

Ecologistas en Acción denuncia que el Ayuntamiento de la capital sólo reconoce que el aire está contaminado cuando puede “echarle la culpa” al polvo sahariano. Sin embargo, la contaminación del aire en Madrid es estructural y proviene en un 80% de las emisiones de los coches. La única forma de garantizar un aire saludable para los madrileños es, pues, tomando medidas para reducir el uso del coche, algo a lo que se resisten tanto la Comunidad como el Ayuntamiento de Madrid.

El Gobierno municipal de Madrid suele aprovechar los episodios de intrusión de aire sahariano para echar la culpa de la contaminación al polvo que arrastran estas masas de aire. Sin embargo, esta estrategia de comunicación municipal pretende enmascarar una verdad incómoda, que el 80% de la contaminación del aire de la ciudad es provocada por el tráfico.

Así, ¿cómo explica el Ayuntamiento los altos niveles de óxidos de nitrógeno que tenemos también estos días, cuando este contaminante no viene del Sahara, sino de los tubos de escape? ¿Cómo explica el Ayuntamiento que los niveles de partículas sean mucho más bajos en la Casa de Campo que en el Paseo de la Castellana, si no es porque la principal fuente de la contaminación es el tráfico?

Además, conviene dejar claro que los efectos sobre la salud del polvo sahariano, compuesto fundamentalmente de cuarzo y arcilla, no tienen comparación con la toxicidad de las partículas emitidas por los tubos de escape de los coches. De hecho, los estudios epidemiológicos calculan que a causa de este contaminante, las partículas en suspensión, cada año fallecen casi 2.000 personas de forma prematura en la ciudad de Madrid. Es decir, hablamos de un problema que debería ser la primera prioridad de cualquier administración responsable.

En definitiva, la contaminación del aire en Madrid y en su área metropolitana es una situación estructural: en Madrid sólo se puede respirar con tranquilidad cuando hay una fuerte inestabilidad atmosférica. No es, como quiere hacer creer el Ayuntamiento, que cuando hay anticiclón nos lleguen contaminantes del desierto, sino que no se dispersan los gases tóxicos que genera el tráfico.

El Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid son, según la legislación vigente, las Administraciones responsables de mejorar la calidad del aire. Supuestamente disponen de planes de lucha contra la contaminación, pero si éstos se han puesto en marcha (prácticamente nadie es consciente de ninguna medida práctica) han sido claramente inefectivos. Por el contrario, sus principales políticas van en el camino contrario al adecuado.

Efectivamente, si el problema principal son las emisiones de los coches, que los madrileños respiren un aire saludable pasa por establecer restricciones a su uso. Sin embargo, el Gobierno municipal gastó la pasada legislatura más de 4.000 millones de euros en facilitar y aumentar el tránsito de vehículos en la M-30. Por su parte, la Comunidad de Madrid, con su Plan de Carreteras 2007-2011, se dispone a invertir 4.217 millones de euros para construir o ampliar 226 km de autovías. Cuesta imaginar unas políticas más contraproducentes para garantizar el derecho de los madrileños a respirar un aire saludable.


Bahia de Algeciras

En esta entrada podran leer información sobre la Bahia de Algeciras un gran entorno natural dentro de la comarca del campo de Gibraltar en el que abundan todo tipo de animales marinos y flora marina.


Contaminacion medio-ambiental

Aqui se mostrará información sobre los tipos de impactos ambientales que provocan efectos nocivos en la naturaleza. Tales como:

-La Contaminación Atmosférica
-Dióxido De Carbono
-Hidrocarburos Clorados
-Radiación
-Contaminación Del Agua
-Principales Contaminantes
-Efectos De La Contaminación Del Agua
-Contaminación Por Crudos
-Recogida De Veridos Por Crudos
-Contaminación por el tráfico
-Contaminación Por Tóxicos
-Contaminación Industrial


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.